Los gatos callejeros y las Protectoras

8 abr

imageLa relación entre gato y humano se remonta al antiguo Egipto, donde eran considerados animales sagrados. Su función era proteger las cosechas de los ratones y su vida se desarrollaba de forma libre, al margen de los humanos, pero la reordenación de las ciudades y nuestra presión demográfica ha hecho reducir sus territorios y también los ha introducido en nuestras casas como animales domesticados. El gato callejero es aquel que ha nacido libre en zonas habitadas o no por humanos y suele vivir alrededor de otros gatos libres organizándose en colonias. Habitualmente no tienen contacto con humanos, por lo que no están socializados y no pueden vivir cautivos sin un largo y costoso proceso de adaptación, proceso que algunos no superan y les causa la muerte por estrés y enfermedades sobrevenidas o que les lleva a escaparse de casas y refugios para intentar volver a su hábitat. Por contra, los gatos domesticados, nacidos y/o criados entre humanos, no pueden ser abandonados en la calle bajo la idea de que “ya se buscarán la vida” ya que, aunque sean exactamente iguales a los gatos libres o callejeros, sus aprendizajes no son los mismos y difícilmente tendran posibilidad de adaptar sus experiencias a un nuevo hábitat lleno de peligros: humanos, perros, coches y otros gatos territoriales, que los expulsarán violentamente del territorio. Los gatos libres no contagian ninguna enfermedad al ser humano y la toxoplasmosis (que sí es una enfermedad transmisible entre gatos y humanos) se produce básicamente por consumir carne o verduras mal lavadas, ya que el toxoplasma es un protozoo que se encuentra en la tierra. Como en nuestra cultura no es normal consumir carne de gato, la única forma de contagiarse de él es que él lo esté, que esté expulsando el protozoo a través de sus heces (cosa que sólo hacen una vez durante toda su vida), que toquemos sus heces con la mano y, acto seguido, nos las comamos o nos chupemos los dedos, actos bastante improbables. Los gatos libres actúan como controladores de otros individuos, como ratas y ratones, y a la vez evitan que otros gatos se establezcan en su territorio, por eso en todos los pueblos y ciudades del planeta la única forma eficaz de controlar las molestias que puedan causar las poblaciones de gatos libres, se realiza a través de la aplicación de la CER (Captura-Esterilización-Retorno) para evitar el nacimiento incontrolado de nuevas camadas así como las molestias que provoca el celo en los felinos (gritos, vocalizaciones, maullidos, peleas, marcaje con orina…) Las Protectoras realizan la Captura-Esterilización y Retorno de muchos gatos, pero evidentemente no tienen ni los recursos humanos ni los económicos para solucionar un problema que afecta a toda la ciudadanía, tanto la que es partidaria de la presencia de la fauna urbana como la que es contraria debido a las molestias que le ocasiona o a fobias diversas. La Protectora de Ciutadella colabora con las personas que gestionan correctamente las colonias aportando su ayuda y conocimientos y tiene un acuerdo con el Ayuntamiento para que estas personas puedan alimentar correctamente a los gatos, en zonas adecuadas y en horas de menor tránsito, ello permite hacer un buen seguimiento y capturar y esterilizar a los que aún no lo están, curar a los enfermos y dar en adopción a los que no pueden seguir viviendo en la calle por enfermedades crónicas o problemas diversos. Si ves un gato libre y lo alimentas vas a crear una nueva colonia, con muchos más gatos y problemas. Lo ideal es que notifiques a tu ayuntamiento a través de una instancia y a la protectora a través de un mail, la necesidad de controlar éticamente la población de gatos que hayas detectado antes de que se incrementen los problemas. Todos los pueblos y ciudades ilustrados, civilizados y éticos aplican el único método de control eficaz que existe, la CER. Exige a tu ayuntamiento que trabaje de forma correcta y eficaz para todos: gatos y humanos.

2 abr

D’un temps ençà, la Protectora ve denunciant un seguit de fets, derivats de
la forma de treballar del llacer, que suposen un augment del malestar de la
ciutadania davant les seves accions, tant pel que fa al tracte que d’aquest
reben els animals i els seus tenidors, com pel que fa a les atribucions i
excesos amb que executa les feines.
Igualment, per les voluntàries de la propia Protectora és molt difícil, poc
pràctic i gens eficaç intentar seguir cooperant amb la figura del llacer per
resoldre problemes, i això fa impossible aconseguir certes fites de millora
en tot allò relacionat amb la convivència, el respecte i la resolució de
conflictes.
Per posar el darrer exemple, a dia d’avui el llacer està capturant
massivament moixos que viuen lliures i entrant-los a sa canera sense que
en vulgui dir (ni al responsable de sa canera) el lloc de la captura ni el
motiu de la mateixa. Alguns dels moixos semblen prou ximples, cosa que
podria significar que algun moix domesticat, acostumat a rondar fora de
casa, podria ser capturat i eutanasiat sense motiu si els seus tenidors estan
uns dies fora de casa i no han denunciat la pèrdua. La Protectora no pot ni
advertir als veïns i veïnes de la zona que identifiquin els seus moixos per
evitar que vagin a parar a sa canera… Un treball de coordinació entre llacer,
canera i protectora que acaba només començar. Un treball gens eficaç.
Per aquests desencontres d’organització, entre d’altres, la Protectora es
planteja la necessitat d’aconseguir una millor forma de treballar entre les
administracions i les entitats socials i per això exposa en una carta a la
ciutadania la necessitat de conèixer què proposen els partits polítics a les
properes eleccions per millorar la feina, quines són les línies
programàtiques que dedicaran per millorar la situació dels animals i quines
mesures pensen implementar per ajudar a fer realitat aquesta millora.
I en quan tinguem resposta informarem a la ciutadania.

 

Els animals no són mercaderies ni productes, per tant, la seva vida no pot
ser valorada només en funció del benefici que ens reporten i per això, al
llarg de la història, hem anat introduint altres valors a l’hora de relacionarnos-
hi.
Jurídicament i políticament els hi hem conferit uns drets depenent de l’ús
que els donem, segons si els considerem “de companyia” o “de granja”, per
exemple, però també depenent d’altres factors, com ara de la ciència, que
ens ha demostrat que tots els animals amb sistema nerviós i cervell senten,
gaudeixen i pateixen com nosaltres, i que ha fet que, amb l’avanç moral de
les nostres societats, comencem a tenir-los en consideració en tant que
éssers amb interessos i necessitats, amb capacitat de sentir dolor i plaer.
Per això, malgrat celebrar els avenços que anem assolint cada dia
defensant els seus drets, sabem que encara queda molt camí per recórrer
tant de forma individual, prenent decisions com a consumidors i
consumidores, com de forma col·lectiva, com a ciutadania, dotant-los d’un
marc polític i legal que promogui i faciliti aquest respecte.
Per aquests motius, volem conèixer quins són els avenços genèrics i
concrets que pretenen aconseguir tots i cadascun dels partits polítics que
concorreran a les eleccions properament.
Per això farem arribar aquest escrit a tots els partits polítics que es
presentin a les eleccions. Perquè volem saber què proposen per millorar la
situació actual, quines són les seves directrius per treballar eficaçment,
quines són les seves propostes concretes, assumibles i assolibles.
I quan ens responguin us ho farem saber a tots i a totes, perquè us volem
explicar què tenen pensat fer per defensar els Drets dels Animals. Així
podrem reflexionar abans d’emetre el nostre vot, pensant també en els que
no poden votar però necessiten que els nostres vots els defensin.

Nota informativa

31 mar

En el refugio de gatos de la Protectora d’Animals de Ciutadella, actualmente hay 138 gatos, divididos en 6 zonas, en la zona 1 y 2 se encuentran los gat@s 100% sanos, los cuales están castrados, desparasitados , vacunados y testados, en inmunodeficiencia felina y en leucemia felina. Zona 3 es la zona donde están las mamas y los peques, de vez en cuando nos llega alguna gata en avanzado estado, cuida de sus pequeños y luego se castra y se devuelve a la colonia donde vive o se da en adopción. Actualmente no tenemos ninguna mama, ni gatitos pequeños. Zona 4 gat@s son positivos en inmunodeficiencia felina, son gatos adoptables, con buena calidad de vida, mejor si viven solos o con un compañero que padezca la misma enfermedad. Zona 5 gat@s positivos en leucemia felina, por desgracia es una enfermedad contagiosa y no tienen una vida muy larga. Zona 6 cuarentena, parar los recién llegados y los que toman alguna medicación. Todos los gatos antes de entrar en el refugio, y saber que zona le corresponde, han de ser testados, castrados, vacunados y desparasitados, así no se corre ningún riesgo de que contagien a los demás y dar garantías al adoptante.
Además de todo esto, hay que seguir unas normas y hay un cupo de entrada de gat@s, ahora mismo está lleno, no lo podemos sobrepasar.
Todo esto tiene un elevado coste, aveces difícil de sostener económicamente, actualmente la Protectora esta pasando malos momentos económicos, no puede hacerse cargo de la manutención mas gat@s y necesita fondos para poder seguir manteniendo el bienestar de los animales que tiene a cargo.
Siempre nos llegan mensajes o llamadas pidiéndonos ayuda, para que podamos acoger a un gat@, nos piden entrarlo en el refugio por que no lo quieren mas o no pueden hacerse cargo de el, etc, etc.
Nosotros intentamos encontrar casa de acogida, pedimos que este testado y pedimos un donativo para la manutención de unos 6 meses, 10€ al mes, un gato adulto es difícil de dar en adopción y puede tardar mas de un año para que esto ocurra.
Pero mucha gente no quiere dar nada a cambio y a la mínima que les pides decide dejar, al que hasta ahora ha sido su compañer@, en la perrera, encerrad@ entre paredes y barrotes.
Intentamos encontrar una solución y ayudar a todos, pero también nos gusta recibir ayuda para poder seguir con nuestra labor.
Y necesitamos ayuda, mucha ayuda.